COVID-19

Nuestro compromiso ante el Covid-19

La fundación Pro Moskitia agradece la generosidad de todos sus bienhechores, cristianos y no cristianos, cuyas donaciones han hecho posible que extendiésemos una mano solidaria a nuestros hermanos miskitus, tanto los que viven en su país de origen como los migrantes, todos ellos afectados por esta pandemia mundial, ocasionada por el virus denominado Covid 19. Hasta la fecha ha causado y sigue causando miles de muertes y millones de desempleos en el mundo entero. Quién iba a imaginarse hace algunos meses, cuando apenas terminábamos las celebraciones navideñas para comenzar el 2,020, que esto nos iba a deparar el nuevo año.

Panamá

El país de Panamá se ha visto muy afectado por el COVID-19. Hasta el 29 de julio, su ministro de salud estimó una cifra de 63,269 casos y 1,374 muertos. Desde el principio de marzo el gobierno implementó cuarentena obligatoria para proteger a su población. En consecuencia, esta resolución afectó directamente a los migrantes que viven en el país, pues muchos fueron despedidos de sus trabajos y otros trabajan sin goce de sueldo. Esto ha provocado problemas a la hora de pagar la renta y de proveerse de otras necesidades básicas, elementales para poder sobrevivir.

Ante esta situación, la directiva de la Asociación de Miskitus Migrantes en Panamá (AMMP) tomó la iniciativa de organizarse para poder ayudar a sus paisanos desempleados. La AMMP es una organización conformada por migrantes miskitus residentes en Panamá. Fue fundada en el 2019 con la ayuda de la Fundación Pro Moskitia de Nicaragua, con el propósito de apoyarse mutuamente ante las dificultades que atraviesan los migrantes en dicho país. A mediados del año dos mil, Panamá se convirtió en destino de miles de nicaragüenses que tuvieron que migrar, por causa del desempleo y de la crisis política. Entre estos migrantes, se encontraban varios miskitus, que consiguieron trabajo como mano de obra en construcción y en servicios domésticos. La creciente demanda en la construcción ha facilitado que puedan conseguir trabajo, pues muchos inversionistas extranjeros han llegado a Panamá, atraídos por la economía estable, enfocada a servicios financieros, turismo y logísticas.

En esta iniciativa ante la pandemia, comenzaron a ayudar a seis familias. Se sumaron a este proyecto unos pocos miskitus migrantes, quienes no fueron despedidos de sus trabajos, trayendo a la organización donaciones de comida y otros efectivos para su adecuada distribución. Ante el incremento de necesidades, AMMP pidió ayuda a la Fundación Pro Moskitia en Austin y, el presidente de dicha organización buscó apoyo entre los amigos bienhechores de la fundación, entre latinos migrantes que viven en Texas, y miskitus que residen en Puerto Arturo. Juntando así pequeñas donaciones, ha podido ayudar a AMMP en cuatro oportunidades, beneficiando así a más de 70 familias.

Junto con este gran reto de sobrevivencia, varios miskitus han resultado infectados por el coronavirus. Mientras algunos han sido atendidos en hospitales públicos, otros lo han sobrellevado administrándose medicamentos caseros, tales como bebidas calientes a base de jengibre, cebolla morada y ajo; limonadas, tés hechos con hojas de eucalipto y lula bakra (en lengua miskita) etc.

La comunidad migrante de miskitos en Panamá sufrió una tragedia a finales de abril del 2,020, En medio de la cuarentena, en donde una señora miskita y su nieto perdieron la vida. Se les derrumbó la casa ubicada en un barrio marginal de Panamá. Por medio de la fundación fue posible ayudar a los familiares con los gastos funerarios.

Recibo de comida
Recibo de comida
Bolsas de comida
Bolsas de comida


Costa Rica

En el primer reporte de agosto, Costa Rica registra 16,800 casos y 125 muertos. Según los analistas, el gobierno de Costa Rica ha manejado con mucha responsabilidad la pandemia, a nivel Latinoamericano, minimizando de esta manera las consecuencias negativas. El pastor de la iglesia Morava confirmó que varios miskitus Nicaragüenses residentes en Costa Rica se han infectado con Covid, pero todos se han recuperado, empleando los métodos similares a los contagiados en Panamá: Por medio de medicamentos caseros o ingresando a los hospitales.

Tradicionalmente los nicaragüenses mestizos residentes del área del Pacifico han migrado hacia el país vecino por motivos laborales. Pero en la década de los 80s, Costa Rica se convirtió en refugio de los miskitus por causa del conflicto entre el pueblo miskitu y el gobierno sandinista. Luego de la postguerra, en la década de los 90s, la migración a dicho país se debió por causa de la crisis económica, buscando mejorar sus vidas. Hasta el presente los miskitus migrantes logran dar soporte a 4 o 5 mil miskitus nicaragüenses. Desde el año 2018 la fundación Pro Moskitia ha ofrecido un pequeño apoyo a una organización miskita radicada en San José. Durante la pandemia, el presidente de Costa Rica ha entablado relación con pastores religiosos moravo, ofreciéndoles apoyo moral y dándoles sugerencias.

Honduras

En el primer reporte de agosto, Honduras reporta 40,460 casos y 1, 214 muertos por causa del Covid 19. Durante esta crisis ocasionada por la pandemia, una organización de miskitus hondureños (Muskitia Asla Takanka, MASTA, Unidad de La Mosquitia), también se contactó con la Fundación Pro Moskitia de Nicaragua, pidiendo ayuda, cuando muchos negocios cerraron por causa de la cuarentena, obligando a varios trabajadores miskitus, estudiantes y ancianos, principalmente los ubicados en La Ceiba y Tegucigalpa, a regresar a sus comunidades en la Mosquitia de Honduras. Los fondos recaudados ayudo para pasaje y compra de Ataud. Según Mirna Wood miembro de Masta, 21 miskitus han muerto hasta el mes de julio y más de cien contaminados, lo mismo que los miskitus Nicaragüense la mayoría con tratamientos naturales se enfrenta ante la pandemia.

Traslado a sus comunidades
Traslado a sus comunidades
Traslado a sus comunidades
Traslado a sus comunidades
Ataud de emergencia
Ataud de emergencia


Nicaragua

Existe controversia en los registros de casos reportados, dos versiones distintas para principios de Agosto. La del gobierno (Minsa) registra 3,147 casos y 99 muertos, mientras que la de la de sociedad civil (Observatorio Ciudadano) reporta 8,508 casos y 2,397 muertos. Sin embargo, estos datos no precisan la realidad de las comunidades indígenas y afrodescendientes de las Regiones Autónomas.

El impacto de la pandemia no ha sido excepción en Nicaragua y el gobierno reconoció tarde sus devastadoras consecuencias. Durante esta crisis de COVID-19, la Fundación Pro Moskitia de Nicaragua recibió petición de ayuda financiera de las comunidades de Auhya Pihni y Santa Marta, para comprar tela en la hechura de mascarillas, comprar alcohol y clavos para hacer ataúdes, si alguien muriera víctima del Covid. Desde el 2012 al 2014, ambas comunidades fueron beneficiadas por la fundación Pro Moskitia, logrando de esta manera capacitar a maestros de secundaria y promocionando la cultura.

Con la ayuda de la fundación, ambas comunidades pudieron coser varias mascarillas, y fabricar dos ataúdes para tenerlos listos ante la eventualidad. La fundación está brindando acompañamiento a otras comunidades de forma virtual, motivando a los vecinos a tomar las medidas correspondientes para protegerse, ya que algunas personas que han regresado a sus comunidades provenientes principalmente de Managua, han traído consigo dicha enfermedad, contagiando a sus paisanos.

En Nicaragua el segundo semestre del año escolar comenzó el 20 de julio, 2020 y termina en diciembre. El gobierno nacional de Nicaragua ordenó en medio de la pandemia que todas las escuelas tenían que abrir y ofrecer clases en persona y/o online y/o por WhatsApp, esto método no corresponde a la área rural Nicaragüense puesto que aún carece al acceso a la tecnología especialmente Regiones Autónomas, ya q son familias pobres la mayoría en sobrevienvcia. De acuerdo a los maestros no han recibido recursos para implementar un plan para el COVID-19, ante esto ellos mismos en su cuenta están reinventado método para sus alumnos q por miedo a la pandemia no asisten a la clase. Zona de las comunidades señalados decidieron hacer manual escrito en mano pero no tienen papeles blancos, Pro Moskitia dono 12 resma de hojas blancas a la comunidad de Santa Marta. También se han ayudado algunos jóvenes miskitus en la Universidad en Managua, por el Covid su familia no ha podido cubrir sus gastos.

Mascarillas para estudiantes, Santa Marta
Mascarillas para estudiantes, Santa Marta
Donamos mascarilla a los maestros, Santa Marta
Donamos mascarilla a los maestros, Santa Marta


Entrega de materiales escolares, Auyha Pihni, Santa Marta, Sisin
Entrega de materiales escolares, Auyha Pihni, Santa Marta, Sisin
Entrega de materiales escolares, Auyha Pihni, Santa Marta, Sisin
Entrega de materiales escolares, Auyha Pihni, Santa Marta, Sisin